Chrysoperla carnea Ver más grande

Chrysoperla carnea

Nuevo

CHRYSOcontrol

  • Bote de 500 larvas

Chrysoperla carnea es un voraz depredador de áfidos y puede ayudar en el control de otras plagas como la mosca blanca y trips. Sólo las larvas son activos depredadores. Actúan succionando el contenido de las presas. En ausencia de áfidos, el crisópido C. carnea es capaz de sobrevivir, pudiéndose alimentar de ácaros, trips e incluso pequeños lepidópteros.

Más detalles

21 artículos

27,95 €

Más

DOSIS RECOMENDADAS

Se recomienda aplicar dosis curativas de 10-20 ind./m2, durante varias semanas hasta controlar el foco de pulgón.

CULTIVOS

Cultivos hortícolas, ornamentales y frutales.

MODO DE APLICACIÓN

Abrir el bote y sacudir detenidamente para que las larvas caigan en las plantas que necesitan ser tratadas. Distribuir homogéneamente por la plantación o concentrarlo en las zonas de mayor incidencia de la plaga. Aplicar a primera hora de la mañana o al atardecer.

CONSERVACIÓN

Conservar el bote en posición horizontal a temperatura de 8-10 ºC no romper la cadena de frío en todo el proceso de transporte y almacenamiento. Almacenar un máximo de 48 horas tras su recepción, no exponer a la luz solar y mantener alejado de residuos pesticidas.

IMPORTANTE: Este producto se envía directamente desde el laboratorio, los envíos pueden retrasarse unos días según disponibilidad del insecto o complejidad del mismo, muy importante dejar numero de teléfono de contacto para que el repartidor contacte con usted en caso de estar ausente en el momento de la entrega. Se envían por transporte urgente con los envases adecuados para cada insecto en concreto.

PARA GRANDES CULTIVOS TENEMOS FORMATOS MAS GRANDES, CONTACTE SIN COMPROMISO.

Reseñas

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

Chrysoperla carnea

Chrysoperla carnea

CHRYSOcontrol

  • Bote de 500 larvas

Chrysoperla carnea es un voraz depredador de áfidos y puede ayudar en el control de otras plagas como la mosca blanca y trips. Sólo las larvas son activos depredadores. Actúan succionando el contenido de las presas. En ausencia de áfidos, el crisópido C. carnea es capaz de sobrevivir, pudiéndose alimentar de ácaros, trips e incluso pequeños lepidópteros.